Junnardoyol: Ciudad sin Rey

Resumen de sesion 1
El primer trabajo

Introduccion

La gran ciudad Junnardoyol es una enorme metrópolis llena de diferentes razas, al borde del mar al sur y con tierras salvajes al norte, la ciudad es tan grande que debe ser dividida en distritos, cada uno con su propio mini gobierno. Una ciudad dividida por la desaparición de su rey, cada distrito es un mundo distinto.

Nuestra aventura comienza en el Distrito de los Extranjeros, en la taberna “El Chancho Volador”. Una taberna conocida por ser un lugar donde aventureros y mercenarios buscan trabajo. Todo parecía normal hasta que un extraño entro a la taberna.

El excéntrico millonario

Richard Price, dueño y Gerente del Gremio “Empresas Price” entró a la taberna para la sorpresa de los clientes regulares.

El Burgués entro a la taberna lleno de confianza y luego de unos minutos se supo porque, Lord Magni Nobunaga “Capitán de la guardia real” llego a la taberna a conversar “términos” con Richard Price. Sin embargo después de una breve conversación queda claro que Nobunaga no puede pagar lo que Richard pide y le recuerda al Burgués que lo necesita para que lo proteja ya que un culto lo declaro como su próxima víctima. A esto Richard respondió haciendo una oferta, “Mil de oro para cada uno que este dispuesto a defenderme por una semana del culto”.

Cuatro aventureros respondieron a la oferta, Klep’nor el guerrero semiorco en busca de honor y gloria, Elizabeth la escalofriante maga humana que se refiere a si misma como “nosotros”, Genos Trosmor el druida humano con su lobo Cerbero y Jillian Silvari la Ranger semielfa nacida en el lejano Yanowar. Luego de salir de la taberna, y después de una breve negociación el misterioso Malagar Kalos, el Pícaro Drow se unió al grupo.

Con el equipo completo y luego de encargarse de una pandilla de ladrones, Harrison introdujo al grupo a su Mayordomo Walter y su invención el “Auto móvil a vapor”. Utilizando la extraña carroza sin caballos Harrison llevo a los aventureros a su gran mansión.

El barco que vuela

Al llegar a la Mansión Walter llevo a los aventureros a sus habitaciones en la casa de sirvientes y luego de un buen descanso y unas cuantas compras los aventureros se encontraron con Harrison para la hora del té. Harrison explico a los aventureros los peligros de la naturaleza fuera del territorio de Yunnardoyol y como impide la comunicación e intercambio entre las Tres grandes ciudades, además de la precaria situación de una eventual sobrepoblación y escases de recursos. Harrison exclama que encontró la solución, luego de guiarlos por un elevador secreto en la biblioteca que llevaba a una bodega subterránea, Harrison les presento con su invento, un prototipo de barco volador. Al mismo tiempo también aprovechó de presentar a su socio, Thony “El Artífice” el excéntrico gnomo que vuelve las ideas de Harrison realidad.

El extraño

Habiendo sido educados en la importancia de su misión los aventureros comenzaron a planear la defensa de la casa para la primera noche. Thony estaba seguro en la cueva ya que estaba llena de trampas y armas de fuego automáticas y Harrison era la cara pública de la empresa, así que el grupo decidió proteger la entrada principal. Sin embargo la curiosidad atrajo a los aventureros a la gran biblioteca de Harrison, dejado solo a Klep’nor en su posición para cuando un intruso apareció en la entrada, cubierto de pies a cabeza en una túnica negra y rodeado de energía negra.

El intruso invoca un grupo de esqueletos y les ordena que maten a los aventureros, Klep’nor aguanta lo suficiente para que sus compañeros lleguen a ayudarle, sin embargo durante la batalla Jillian escucha un alboroto al este de la mansión en la sala de conferencias, ¡Directamente debajo de la habitación donde esta Harrison! Elizabeth toma control de uno de los esqueletos y le ordena destruir a los muertos vivientes restantes junto al Druida y el Guerrero, mientras ella y Jillian tratan de detener al intruso subiendo al segundo piso. Al llegar al estudio de Harrison descubren al extraño usando magia para fundir la cerradura de la habitación de Harrison, sus manos poseen dedos largos y delgados de color blanco, definitivamente no es humano. Al ver a las aventureras el intruso invoca un nuevo esqueleto, este lleva armadura y armas de gran calidad, una luz azul y concentrada en sus ojos le dicen a Elizabeth que están frente al esqueleto de un campeón.

“¡Mátalas!¡Que no interrumpan mi trabajo!…”

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.